Leo, un egocéntrico sin remedio

Personalidad y relación en pareja de un Leo

Contando con admiradores y detractores a partes iguales, nadie puede negar que Leo es un signo que no deja indiferente a nadie. O lo amas o lo odias, y es que su personalidad vibrante muchas veces da de que hablar. Ya sea que se encontré mirándose al espejo o esforzándose por ser el centro de atención, siempre podrás estar seguro de que él no es de los que pasa desapercibidos.

Y no es para menos, pues el Sol es su regente y el astro rey jamás ha dejado de brillar, representando el liderazgo y una gran energía. Los Leo pecan de vanidosos en el sentido extenso de la palabra, pueden ser necios y arrogantes, a tal punto de convencerse de ser el centro del universo.

personalidad leo

Para ellos, la humildad es más un estorbo que una virtud pero quien puede culparlos, ¡si prácticamente son el alma de la fiesta! Nunca intentes compararte con ellos o eclipsarlos de alguna manera, sino quieres verte involucrado en una guerra de egos de proporciones épicas.

No obstante, hay que ser justos al decir que después de ellos mismos, sus prioridades incluyen un alto sentido del honor y de la justicia. Jamás han sido avaros, puesto que disfrutan en grande del lujo y las riquezas, ¡no temen castigar su tarjeta de crédito! Cuando quieren algo, no quitan el dedo del renglón hasta que lo consiguen.

Su compatibilidad es alta con sus familiares de fuego, Aries y Sagitario, (otro par de vanidosos) y también con los signos de aire, Géminis, Acuario y Libra, (demasiado distraídos como para ofenderse por sus arranques de grandeza).

A los Leo se los acusa mucho de infieles, aunque cuando encuentran a su media naranja se vuelven como gatitos dependientes y son grandes amigos.

Su engreimiento se contrapone a su gran generosidad.

Ver más:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*